Para los alumnos, sobre la corrección

El maestro siempre corregirá personalmente tus escritos. A veces lo hará él, a veces tú mismo, a veces otro compañero. Piensa que no todos los trabajos tienen los mismos objetivos y que no hay tiempo para corregir todo lo que escribes.

No esperes que el maestro te corrija todos los errores de cada texto. Es difícil aprender todas las incorrecciones a la vez. El maestro decidirá los errores más importantes de cada trabajo y los que tienes que estudiar.

Fíjate atentamente en las correcciones y los comentarios del maestro. Puedes aprender mucho de los errores que hayas hecho. Si hay alguno que no entiendas, no dudes en preguntárselo. En clase habrá tiempo para hacerlo.

Con frecuencia, el maestro te marcará las faltas que hayas hecho y te pedirá que pruebes a corregirlas tú mismo. Otras veces te dará alguna instrucción para rehacer el texto. Hazlo sin demora. Piensa que los buenos escritores suelen revisar y rehacer sus escritos varias veces.

El maestro empleará un sistema especial de signos para marcar los errores de tus escritos. Te dará una fotocopia con todos los símbolos y sus significados. Tal vez al principio sea difícil recordarlos, pero después descubrirás que son prácticos y útiles.

Cuando los trabajos se hagan en clase, el maestro irá pasando por las mesas y hablará con cada uno por separado. Aprovecha este momento para hablar con él. Pregúntale las dudas que tengas. Piensa que puedes preguntarle cosas que no se hayan visto en clase.

Alguna vez tendrás que corregir los escritos de otro compañero. Es un ejercicio útil para aprender a reconocer los errores de un texto. También te puede ayudar a mejorar tus propios escritos. Recuerda que también puedes aprender mucho de tus compañeros.

Utiliza los libros de consulta del aula: diccionarios, gramáticas, libros de verbos… El profesor te enseñará a utilizarlos. Con la ayuda de estos libros tú mismo puedes solucionarte muchas dudas.

Cassany Daniel. Reparar la escritura. Didáctica de la corrección de lo escrito. Barcelona: Grao, 2004 [1993] (Biblioteca de Aula, 108) p. 125

Anuncios

Se me suele tratar como escritor, la primera razón es porque escribo ya que la hago como mentiroso profesional; en realidad soy un filólogo hispanista al que le podemos añadir el mote de mercenario...

Tagged with: , , , , , ,
Publicado en Ciencias de la Comunicación II, Literatura II, Taller de Lectura y Redacción II

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

febrero 2008
D L M X J V S
« Ene   Mar »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829  
Blogfesor
Visitantes
Cuántas personas han venido
  • 536,474 investigadores o curiosos
Geoclock
¡Salvemos las bitácoras! ¡Deja tus comentarios!
Eres lo que escribes

A %d blogueros les gusta esto: