Pedro de los Ángeles, profesor

13 febrero 2008

¿Cómo llenar una solicitud de empleo?

Filed under: Invitados,Taller de Lectura y Redacción II — Pedro de los Ángeles @ 5:56 pm

Todo empleado que está en búsqueda de trabajo tendrá que enfrentar invariablemente la necesidad de llenar una solicitud de empleo. En este caso existen tanto solicitudes estándar que se compran en cualquier papelería como solicitudes especializadas que cada empresa diseña y emplea de acuerdo a sus necesidades.

Por su parte la mayoría de las vacantes publicadas en medios impresos requieren del candidato una solicitud de empleo debidamente llenada para presentarse a la entrevista.

Los campos que contienen las solicitudes son aparentemente sencillos de llenar. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que la mayoría de los reclutadores analizan a detalle cada una de las palabras que se responden para filtrar y posiblemente descalificar a los candidatos.

Si la vacante indica al candidato presentarse a la entrevista con la solicitud debidamente llenada, ésta se recomienda llenar a máquina y no a mano. Sé que es mucho más tedioso pero la presentación es más impecable y profesional y hablará muy bien del candidato. En el caso de que la vacante indique mandar el currículum vitae y la solicitud de empleo debidamente llenada, se recomienda igualmente llenar ésta a máquina. Sólo en el caso de que se requiere del candidato llenar la solicitud una vez que se presenta éste, se debe de llenar a mano, pero claro está con letra legible. Hasta la grafología y la claridad del candidato son evaluadas por el reclutador. Una letra poco legible indica, desafortunadamente, poco profesionalismo.

La primera casilla localizada generalmente en la parte superior derecha, es la de la fotografía. En este caso, se recomienda emplear una foto en color con un fondo en blanco o azul. La vestimenta debe ser apropiada al puesto en cuestión. Por lo general, una vestimenta profesional, simple, sobria y elegante. Una ligera sonrisa siempre es bienvenida. Una cara sería disuadirá al reclutador. Una sonrisa es finalmente la mejor arma de la mercadotecnia. No sugiero una sonrisa de anuncio de pasta de dientes pero sí una ligera sonrisa.

Usar una cámara digital resulta práctico puesto que se pueden hacer múltiples pruebas. Usa varios ángulos para sacar el mejor, en otras palabras, el que te muestre como eres en persona. Para los hombres siempre es mejor remover el pelo de la cara, es decir, se ve mejor sin bigote y sin barba. Para mujeres poco maquillaje funciona mejor; los labios no deben ser muy rojos ni brillantes, poco delineador negro en los ojos para que no se vean tan oscuros y sombra de ojos en colores neutros en lugar de pasteles. En ambos casos es preferible usar spray de pelo que gel. El gel deja un acabado muy brillante y por tanto muy sintético. La joyería de las orejas para las mujeres se recomienda discreta; es preferible aretes pegados al lóbulo que colgando.

Muchos candidatos tienden a incluir una fotografía antigua en donde se ven más jóvenes para esconder la edad. No recomiendo que se aplique esta práctica puesto que al ver el reclutador al candidato frente a frente se sentirá que éste está engañándole. Si la edad es muy notoria por arrugas, por ejemplo, se puede usar maquillaje ligero, aún en el caso de hombres para disfrazar un poco las huellas de la edad, tal como lo hacen en revistas o en la televisión. Si el pelo es blanco por la edad es preferible utilizar una fotografía en blanco y negro.

El siguiente campo de información que es difícil para cualquier candidato es el que lee: “Sueldo Mensual Nominal”. Mucha gente tiene problemas con este campo porque desconoce qué cifra incluir. Bajo la suposición de que el puesto paga 5,000 pesos, si el candidato escribe 3,000 pesos, estaría dejando potencialmente 2,000 pesos en la mesa, ya que estaría dispuesto a aceptar un sueldo mensual nominal de 3,000 pesos por un puesto que estaba dispuesto a pagar 5,000 pesos. Contrariamente, si se escribe una cifra de 8,000 pesos, pudiera el candidato quedar fuera de la contienda ya que sus expectativas estarían significativamente mayor que la media del puesto.

Mi recomendación en este caso es una de dos opciones: 1) Incluir una leyenda en el orden de: “A negociar con base en mis habilidades y contribución a la organización”. La casilla es en efecto relativamente pequeña, pero se puede usar una letra más pequeña y en dos líneas. Mucha gente en efecto incluye una leyenda de: “A negociar”. La diferencia es que una leyenda tan corta de dos palabras no aporta mucha información al reclutador, en tanto la leyenda un poco más larga como la que sugiero, es más informativa. Al momento de la entrevista se puede agregar información en relación con las habilidades y el potencial de aportar valor a la organización en cuestión. Es más provocativo una leyenda que se basa en la contribución que puede aportar el candidato a la organización, que meramente una leyenda corta.

2) Incluir una cifra integrada anual. Es decir, se calcularía con base en el sueldo nominal deseado un monto anualizado incluyendo una cantidad proporcional correspondiente a las prestaciones. Al incluir la cifra se pone a un lado la leyenda de “Integrado Anual”. La gran ventaja que brinda una cifra anual es que le da flexibilidad al reclutador al poder pagar un sueldo menor o mayor y compensarlo con prestaciones mayores o menores. Aún cuando la casilla indica “mensual” sugiero poner una cifra anual, o en el peor de los casos debiera indicarse un sueldo mensual pero incorporando prestaciones e indicar la leyenda “incluyendo prestaciones”. No recomiendo dejar en blanco esta casilla ya que muchos reclutadores emplean este campo para descalificar a candidatos que estén fuera del rango de la media que paga la vacante.

De hecho en la solicitud de empleo no se recomienda omitir ninguno de los campos de información ya que pudiera disuadir al reclutador de entrevistar al candidato. En este caso es mejor poner la leyenda “No Aplica” o “N/A”.

Los siguientes campos en la solicitud de empleo son básicamente personales, tales como nombre, apellidos y dirección. Cabe mencionar en el caso de la colonia o delegación que éstos debieran de omitirse cuando el domicilio del candidato queda a una distancia considerable de la compañía en cuestión; claro está cuando se conoce la empresa, ya que muchas vacantes no revelan de qué organización se trata. Es preferible omitir por completo la colonia o delegación. Hay múltiples reclutadores que se desaniman con aspirantes que viven lejos de la organización ya que pudiera causar retrasos en su desplazamiento a la oficina y por tanto continuas impuntualidades. Recuerda que quieres incluir la información pero de una manera que minimice el riesgo de ponerte en desventaja y ser descalificado.

En el caso de la dirección de correo electrónico o “e-mail” como lee la solicitud, una recomendación es la de usar una dirección de correo electrónico que sea el nombre, apellido paterno y en su caso materno. Los seudónimos no se recomiendan bajo ninguna circunstancia. Aquellos en el orden del “tuercas” “princesita” y demás son muy poco profesionales. No deben ser muy largos y se recomienda no incluir números. Mucho de los nombres y apellidos más comunes están tomados, por lo que el servidor asigna un nombre a la solicitud de dirección de correo y sugiere una alternativa con números. Es preferible jugar con las letras para encontrar una dirección que aún no esté asignada. Todos los campos deben ser profesionales.

En el artículo anterior, comenzamos viendo cómo llenar los campos principales de la solicitud de empleo. Cubrimos la vez anterior los campos de fotografía, sueldo mensual deseado y algunas categorías de datos personales.

A manera de continuación, dentro de los campos de datos personales se solicitan estatura y peso. Evidentemente, el reclutador calcula una relación de peso a estatura para determinar si la persona está en sobrepeso. Algunos kilos de más por supuesto que son aceptables. Sin embargo, los reclutadores desafortunadamente tienden a alejarse de la gente que tiene sobrepeso. No concuerdo con su sesgo en relación con el peso. No obstante los reclutadores consideran que si una persona no es capaz de cuidar su peso, igualmente no cuida los detalles en el trabajo; es simplemente descuidado. Entiendo que muchas personas tienen algunos kilos de más como resultado de alguna condición física o una enfermedad. En este caso, mi recomendación es incluir una nota al pie de la página de la solicitud de empleo que indique la razón del sobrepeso o alternativamente que la persona está en una dieta e indicar el número de kilos que ha disminuido en los últimos meses.

Por su parte, en la sección de “estado civil” viene una alternativa que lee “especifique”, aquí la recomendación para aquellos que viven en una relación de unión libre, no deben indicar ésta. Esto simplemente daría lugar a preguntas innecesarias en la entrevista.

Para la “licencia de manejo”, si ésta se tiene vencida es recomendable tramitarle lo antes posible. En la mayoría de los casos se espera que manejes un auto para alguna cuestión relacionada con el trabajo.

Para los trabajadores extranjeros la solicitud requiere que se indique documentación que sugiera que la persona puede trabajar legalmente en el país. Para ellos se incluiría la categoría del documento que les acredita emplearse, generalmente el FM-2 para inmigrantes con menos de cinco años de residencia en el país y el FM-3 para inmigrados con una residencia mayor a cinco años. Si el permiso migratorio está en proceso se sugiere poner la fecha estimada de expedición del documento, en otras palabras indicar que está en proceso.

Para la sección correspondiente a “estado de salud y hábitos personales”. En la leyenda de: “¿Cómo considera su estado de salud?” la recomendación es marcarla como “bueno”. Igualmente, en la casilla contigua que lee “¿Padece alguna enfermedad crónica?” es recomendable marcar la casilla de “No”. Salvo que se padezca en efecto de una enfermedad crónica y que no se tiene bajo control, es preferible indicar que “No”. En otras palabras, si se padece de una enfermedad, pero ésta no repercute de ninguna manera en el trabajo, es mejor no indicar ninguna enfermedad. Esto es importante puesto que un padecimiento crónico señala a la empresa que ésta tendrá que incurrir en gastos médicos adicionales y por otro lado pudiera repercutir en mayor ausentismo por parte del empleado dentro de sus horarios de trabajo.

En cuanto a la pregunta relacionada con el hecho de si la persona practica algún deporte, se sugiere indicar uno. Si eres muy pasivo, entonces adopta un deporte o una rutina de ejercicio e indícalo dentro de esta casilla. La práctica del deporte repercute positivamente en la salud y bienestar de la persona. Una persona que hace ejercicio está más alerta, menos aletargada, es generalmente más disciplinada y se enferma menos. Si se practica un deporte en equipo, cuanto mejor, porque sugiere que la persona es competitiva y sabe integrarse a un esfuerzo conjunto.

Este mismo punto aplica a la pregunta de: “¿Pertenece a algún club social o deportivo?” Se recomienda afiliarse a uno. Las afiliaciones mantienen a la persona activa en el medio o industria en la que opera. Los clubes son un escenario para desarrollar contactos y para intercambiar tendencias.

Igualmente, cuestiona la solicitud de empleo los pasatiempos del candidato. Vale la pena incluir aquellos que son activos y participativos. En este caso, ver la televisión y cuidar al perro no son pasatiempos que debieran incluirse. El ajedrez, por ejemplo, involucra destrezas mentales y un pensamiento altamente estratégico. Para la práctica de las artes o música, éstas fomentan la habilidad de la creatividad. Lo mismo para la cocina. Deportes competitivos exigen a la persona resultados.

Una pregunta delicada que suele tomarse a la ligera y se responde sin pensar a fondo, es la de: “¿Cuál es su meta en la vida?” La respuesta a esta pregunta debiera estar relacionada con el ámbito profesional y no a nivel personal. Una respuesta común y poca atinada es la de: “Ser Feliz”. Esta respuesta no aporta absolutamente nada. Esta pregunta debiera abordarse como una relacionada que se presenta casi siempre en una entrevista, la de: “¿Dónde te ves en cinco años?” El enfoque debe de estar relacionado con la empresa en cuestión. Una respuesta sugerida podría ser: “Aportar a la empresa y a la comunidad” o “Mantener un equilibrio entre la vida personal y profesional” por ejemplo. Respuestas personales y emocionales no son recomendables. Por ejemplo: “Educar a mis hijos”, “Tener más tiempo libre” o “Viajar mucho”.

Bien pues hemos cubierto las siguientes secciones de la solicitud de empleo. No estoy sugiriendo que utilices estas respuestas en particulares. Lo que comparto en este artículo son indicaciones para partir de éstas y elaborar tus propias respuestas. No sugiero en lo absoluto que se debe de falsear la información de la solicitud de empleo. Pero sí se debe de ser más cuidadoso al llenar ésta. Recuerda que toda la información que incluyas en la misma puede resultar en tu contra para ser rápidamente descalificado del proceso. Se honesto pero creativo y usa información relevante que te ponga a la delantera en la carrera laboral.

Recuerda que el ÉXITO es una cuestión de ACTITUD y de PREPARACIÓN. Si estás bien preparado para navegar el actual mercado laboral y tienes la actitud adecuada, el éxito seguramente estará ahí.

Debayle. Roberto. “¿Cómo llenar una solicitud de empleo?” en En busca del mejor empleo. Weblog (fechas de publicación: 4 de diciembre y 18 de diciembre de 2007) disponible en línea en: http://blogs.eluniversal.com.mx/wweblogs_detalle.php?p_fecha=2007-12-04&p_id_blog=32&p_id_tema=4181, http://blogs.eluniversal.com.mx/enbuscadelmejorempleo/

About these ads

2 comentarios »

  1. laserowa depilacja

    ¿Cómo llenar una solicitud de empleo? | Pedro de los Ángeles, profesor

    Trackback por laserowa depilacja — 6 noviembre 2014 @ 12:15 pm | Responder

  2. ¿Delineador de ojos negro? Mmmmmmm… este señor tendrá las mejores intenciones, pero no sabe de lo que está hablando. El negro endurece la mirada, incluso en poca cantidad, y en las fotografías es particularmente conflictivo. Yo me iría por el café o el gris.

    Supongo que ningún reclutador “serio” apreciaría que uno tuviera como pasatiempo los videojuegos, y que el Dance Dance Revolution no estaría considerado como deporte. Lástima. Tendría que fingir que me agrada el ajedrez. Una pena que en estos casos se le de más valor a una mentira orlada de plata que a una verdad sencilla.

    Comentario por Aisling — 5 marzo 2008 @ 1:52 am | Responder


RSS feed para los comentarios de esta entrada. TrackBack URI

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: